Soy ocnipresente, digo ovnipresente:

29 marzo, 2008

*
*
*
*
*
¿UH? ¿Dónde estoy? ¿Qué hago aquí? ¿Quién soy?
*
*
*
*
*

14 marzo, 2008

...que hoy es un buen día para reiniciar.



Hoy mis Gremlincitos me regalaron un muñeco Vudú...¿¿qué se supone que tengo que hacer con él??

¿A dónde se fue aquella época dorada en la que a las maestras les daban manzanas?

Me está viendo feo el muñequito...

12 marzo, 2008

...no mejoró.

Y como ahora está de moda golpear "emos" (¡escóndete, Amélieee!) 
y aquí en Oaxaca, asesinar gente a las 5 de la tarde en plena vía pública...



...mi ardilla "la Shule" y yo, hemos decidido extremar precauciones.



Ella ahora se cree "rambo".


Y yo...


...me conseguí un arma de paintball.

Al menos me veo ruda, ¿o no?


Creo que los corazoncitos de fondo no ayudan.

10 marzo, 2008




Quiero pensar que el mundo mejorará mañana.

Hagan favor de despertarme solo si Barney ha (por fin) muerto. (O si ya resucitó Cepillín).

09 marzo, 2008

Me acabo de enterar que en Inglaterra existe la tradición desde hace siglos de que las mujeres sean las que pidan matrimonio a los hombres el 29 de febrero.

Resultaaa que, hace mucho mucho tiempo (en el siglo V para ser exactos), las monjitas podían casarse si así lo querían y una de ellas, desesperada por la falta de "pedidas de mano", le pidió a San Patricio consejo (¿alguien dijo "cerveza irlandesa"? Ejem, me acordé de eso por St. Patrick) sobre que hacer para no quedarse a vestir santos...lo cual es ilógico estando con un santo porque...bueno, me estoy desviando del tema.

El caso es que san Patito tuvo la genial idea de que ellas fueran las que incitaran sutilmente al casorio, pero eso sí, solo en año bisiesto, imagino que para que a los hombres les diera tiempo de huir antes de esa fecha.

Ahora bien, si el susodicho les negaba su mano, tenía que darles a cambio unos guantes de seda, un vestido o algún otro regalito para compensar el ego lastimado.

Este año fue bisiesto y se estima que en Inglaterra 700,000 mujeres propusieron matrimonio y 699,000 recibieron a cambio un vestido de Versace.

Así que, de haber vivido en ese país, tal vez ahorita estaría yo estrenando vestido...


 
Ohh ¡ahí viene mi tren!



¡Yujuuu, este año si salgoooo!


¡Hey, hey, esperaaaa! ¡No me dejeeees!


Sniff...otra vez se me fue el tren...


Ahora a esperar otros cuatro años.

08 marzo, 2008


...a desvelarse conmigo un rato en "el corral".

¡Los espero!

06 marzo, 2008

Anoche soñé que me encontraba con Brad Pitt mientras caminaba vistiendo mi camiseta rosa favorita.



Espero que no haya creído que el hijo es suyo...¡estará muy bueno!

...se volverá filosófico, pedagógico, rimbombante, pretencioso, inimaginablemente inverosímil...
la verdad no.

Según tengo entendido, los blogs personales son precisamente ESO, una especie de diario, cuadernillo electrónico, libretita web, donde puedes escribir, escanear, promover, fusilar, lo que se te antoje ¿o no?

Todos los días leo el periódico y me harta saber que el mundo donde vivo está lleno de líderes mediocres, terroristas, narcotraficantes, pobreza y enfermedad (entre otras cosas).

Camino por las calles y veo gente estresada, cansada, sin ánimos de regresarte una sonrisa, llevando sus problemas a cuestas y tal vez pensando en como llegar a fin de quincena sin endeudarse más.

Claro, no todo es una tragedia griega, pero vas tan rápido tratando de evadir el tráfico y la gente que no te detienes un segundo a admirar el cielo, a escuchar esa canción que te levanta el ánimo, a pensar en lo que te hace feliz (sí, feliz).

Entonces...¿por qué tendría yo que seguir refunfuñando (me encanta esa palabra) en el mundo virtual?

Amo las risas, soy adicta. Y si alguna vez logro que las compartan conmigo, es todo lo que necesito para seguir aquí. ¿Demasiado banal? ¡Eureka!

Y ya me voy a seguir jugando matatenas...

05 marzo, 2008

Próximamente me iré de vacaciones (¿¿otra veeeez??). Sí, soy una vacacionista empedernida.
Y mientras muchos de ustedes estarán trabajando, estudiando o viendo pasar el tiempo rascándose el ombligo yo:

Veré los atardeceres en primera fila en la playa.



Admiraré a las chicas en bikin...



Ejem, digo...a los chicos en traje de baño.



Deshojaré unas cuantas margaritas.



¡Y por fin perderé mi virginidad en un antro! (Emmm no, eso no).




Bueno, la verdad es que me la pasaré durmiendo a más no poder sobre un buen plato de croquetas. (Ya me hace falta...comer croquetas).





Gracias por su apoyo en TdQ, ya estoy en casa de nuevo. ¡Y que siga la fiestaaa! (¿Cuál fiesta?) (No sé, pero haz de cuenta que hay una) (Ahh, ok).